domingo, 22 de diciembre de 2013

Gracias

Hace ya cuatro años que mi vida dio un vuelco de 180grados, mi búsqueda de años y el desconsuelo que en los últimos tiempos sentía parecían haber llegado a su fin, en mi camino de una forma inexplicable y de la mano de quien menos esperaba llegaba a mi la energía Reiki. Lo que nunca pude pensar, una sanacion por mi misma, con mis manos y a través de una energía de amor incondicional, una energía inteligente que llegaba donde el cuerpo la necesitase.A partir de ahí, desde ese día que pase a convertirme en canal Reiki, mi mundo fue cambiando radicalmente; me centre en quererme y en sanarme a mi misma con el auto tratamiento que había aprendido,empecé a vislumbrar que de todos los pensamientos nace un sentimiento y que si puedes cambiar tus pensamientos, puedes manejar los sentimientos. Cada paso que daba y cada día que pasaba me llevaba a cambiar mi visión de las cosas y la forma de enfocar las situaciones. Después de aquel primer curso y con el tiempo, vino la segunda alineación, el segundo nivel reiki y con ella una sed insaciable ce conocimientos,buscaba lo que decían los grandes maestros, leía metafisica, libros de auto ayuda, de espiritualidad y todo lo que me iba encontrando que me ayudase a resolver dudas que se me iban presentando. Con el tercer nivel Reiki, yo ya tenia claro que mi vida era 100% responsabilidad mía, que el kit de la cuestión consistía en quererte, no juzgar ni catalogar a nadie sino aceptar a la persona tal cual es, sabiendo que toda experiencia es perfecta y que aunque todos llevamos el mismo camino cada uno esta en un tramo viviendo una experiencia que es suya propia y que cuando conjugamos esto con el factor fundamental del vivir que es el amor todo funciona de maravilla, porque vemos en los demás lo que realmente somos todos, Seres de luz viviendo un experiencia humana. Hoy vengo de hacer mi maestría Reiki y ha sido uno de los día hermosos de mi vida emocinante, entrañable y hasta divertido, lo he disfrutado segundo a segundo y le he sacado todo el jugo. Hacer la maestría significa poder alinear a otras personas y que dispongan de la energía, siendo canal para ellas y los que con su libre albedrío puedan pedírsela. Ahora en este momento no se si en mi camino estará hacer nuevos reikistas, pero lo que si se es que todo lo que soy en pensamiento, actitud,y forma de ver la vida, se lo debo a esta maravillosa energía que vino a mi en el momento mas adecuado para ayudarme a crecer y ofrecerme una nueva perpectiva para disfrutar de cada instante de cada día de mi vida. Gracias, gracias gracias.

2 comentarios:

Carmen Diez dijo...

Saludos, gracias por compartir!!!

Vanadis Tu dijo...

Gracias a ti por pasarte.