viernes, 30 de marzo de 2012

Al fotografo cofrade



Hace unos días, estuve en un precioso acto cofrade, fue maravilloso, escuche una exaltación muy sentida, unas hermosisimas saetas y vi fotografías que daban las diferentes perspectivas  de los fotógrafos cofrades al son de los acordes de las distintas marchas, interpretadas por una de las mejores bandas que acompañan a las Hermandades, en su Estación de Penitencia de esta nuestra semana grande sevillana.
En casa no hay nazarenos que vestir, ni costaleros, ni músicos... sin embargo todos están aquí y no solamente por estas fechas, todo el año ando rodeada de este ambiente, claro está que ahora ni que decir tiene, la cosa es mucho mas emotiva. puesto que la calle bulle, huele y siente esta semana tan especial para los sevillanos.
Mi  visión cofradiera  llega desde el objetivo de la cámara de mi marido, con él la carita de la señora en todas sus advocaciones esta siempre muy cerca de mi y cristo crucificado o con la cruz a cuestas trae a casa todo el amor por el que se sacrifico por nosotros. Siento los pasos de los costaleros y el golpe del llamador cuando el capataz da la llamada para hacer la " levantá ". Los músicos me enseñan orgullosos sus instrumentos y las integrantes femeninas de las bandas ondean felices los lazos de sus coletas al compás de la marcha que va sonando. Unas veces llegan hasta mi los nazarenos vestidos de negro y largos capirotes en filas interminables y otras son nazarenos con capas y capirotes de distintos colores. Respiro el ambiente de la calle, unas veces silencio, otras bullicio y las mas, emoción en las caras de las personas que están viendo pasar la cofradía.
Los jueves y viernes santos las mantillas salen a la calle a acompañar a la santísima virgen en su dolor y mostrar el luto por la muerte de su hijo y por supuesto pasan a mi casa para mostrarme sus atavíos. En fin que mi semana santa esta llena de momentos perpetuos que mi fotógrafo va viendo desde su particular modo de sentir estos días.
Este año parece que sera otro de los que haga su aparición la temida lluvia, el tiempo parece que no tiene otro momento mas, que esta semana,  para traernos el agua que por otra parte tanta falta nos hace y dar al traste con tantas y tantas ilusiones de todos los cofrades que trabajan todo el año para que su hermandad pasee haciendo su estación de penitencia y recordándonos la pasión de nuestro señor. Pero aunque no salgan a la calle, los Sevillanos irán a visitar a sus vírgenes y sus cristos a su capilla, los verán ataviados con sus mejores galas, olerán el perfume de sus flores y el embriagador olor a incienso les hará recordar la calle  donde mas se luce la hermandad,o el sitio donde le tocan esta o aquella marcha, sera otro modo de vivir y de ver nuestra semana santa.
Y allí estará el fotógrafo, pateándose todas las iglesias, viendo cual se atreve a salir desafiando el mal tiempo y siempre pronto a dejar plasmado ese instante especial de esta especial semana.

Gracias por esos bonitos momentos
 hechos de papel y sentimientos
olor a flores perpetuas y sonido de trompetas
en tus manos haces, el silencio imagen
y la imagen esta llena de emoción
del quejio de la saeta y los sones del tambor
 
      Para ti que cansado, pero feliz
disfrutas de lo que tanto te gusta
                                                                              Vanadis                                            
                   
                                                 
                                                                                                                                                                                 
     

2 comentarios:

agendiana dijo...

Querida esposa, me emocionas con tus palabras.
Intentaremos, mi cámara y yo, plasmar lo mejor posible los sentimientos, las imágenes y los momentos de esta nuestra Semana Santa.
Procuraré transmitir con mis fotografías todos esos momentos para que otros puedan apreciar lo que tenemos en la ciudad.

agendiana dijo...

Sonrojado me dejas.
Procuro, como bien dices, disfrutar de lo que hago y conseguir momentos para que cuando pase un tiempo se pueda recordar.